Aurora de Penàguila

dimecres, de novembre 15, 2006

Puente de Santa Lucía

"se preguntará el futuro visistante, ¿qué es eso del Pont de Santa Llúcia? pues ni más ni menos que uno de los accidentes geográficos de por aquí: en las estribacines montañosas que rodean Penáguila hay un agujero que, en su parte superior, parece un débil puente. Por este hueco en la roca, la tradición asegura que todos los años, en la onomástica de la patrona de los ciegos, el trece de diciembre, a las cinco en punto de la tarde, el sol atraviesa el ojo del puente natural, y su luz incide en la parte baja del pueblo. Entonces, todas las damas del lugar que esperan una descendencia que no llega, se arremolinan entorno a los rayos del astro rey y, con toda seguridad, impregnadas de sus beneficiosos efectos, a los nueve meses justos darán a luz. Asunto este casi milagroso, pero tengan en cuenta que la leyenda que rodea a la siciliana Santa Lucía, ejecutada por Diocleciano, la Santa Lucía del lugar, no lo es menos: la belleza de sus ojos era tal que uno de sus pretendientes no paraba de atormentarse con ellos. Entonces, Lucía, se los arrancó y los envió a su admirador. Sorprendido e impactado -quien no-, el pagano se convirtió al cristianismo."
(Fuente: Diario Información 26-07-04)