Aurora de Penàguila

diumenge, de febrer 13, 2011

Suscinta Memoria de las Fiestas en el Segundo Centario de la Virgen del Patrocinio 1893 VIII (colabora Joan Micó)

Descripción de los Festejos
Día 25 de Septiembre de 1893
Engalanada la población y habiendo entrado en el pleno de la fiesta, creíamos que nada podía ya ser motivo de sorpresa, pero el incansable joven Juan Bautista Ivañez e Ivañez pasa toda una noche en vela al frente de una porción de trabajadores, para sorprender agradablemente al vecindario en la mañana del lunes. Efectivamente; no salen los vecinos de su asombro al ver como en tan pocas horas ha podido sufrir tal transformación la calle de la Virgen del Patrocinio, presentándoseles en magnifica de altos y corpulentos cipreses colocados cada uno de ellos entre pabellón y arco de faroles y dándole a la calle el aspecto de un hermosísimo paseo.
Recibida la grata impresión que se ha reseñado, afluye la gente a la plaza en donde se
están reuniendo los músicos, dulzaineros y enanos para dar principio a la diana que muy luego verifican recorriendo todsa las calles de la población y llevando la animación y alegría a todos los ámbitos de ella. Acro seguido, la Junta de fiestas reparte abundantes limosnas, y a continuación verifícase la brillante función religiosa en un todo conforme con la del día de ayer, en la que ofició D. Nicolás Galiana, Cura propio de la parroquia, se canta la del Maestro Mercadante, dirigida por el Sr. Jordá, y pronuncia la oración sagrada D. Enrique Sanchiz Sanchiz, de Valencia.
Por la tarde hay cucañas para la gente joven, y para los filarmónicos sitúase la banda Primitiva en la Plaza de la Iglesia, ejecutando variadas y escogidas piezas de su repositorio, haciendo las delicias de cuantos en apiñada muchedumbre se disputaba a codazos el sitio en que pudieron situarse. Terminados este acto se cantaron las vísperas de costumbre en la Iglesia y una solemne salve a toda orquesta.
Un bonito castillo de fuegos artificiales se disparó después de cenar, por un acreditado pierotécnico de la Ollería, y después el tradicional "foc" y una agradable velada que nos proporcionó "La Primitiva", sin faltar tampoco los globos aerostáticos, dieron fin a la fiesta del día que nos ocupa.