Aurora de Penàguila

diumenge, de febrer 27, 2011

Suscinta Memoria de las Fiestas en el Segundo Centario de la Virgen del Patrocinio 1893 X (colabora Joan Micó)

Descripción de los Festejos
Días 27 y 28 de Septiembre de 1893
Hemos agrupado de intento estos dos días, porque tanto en uno como en otro, ha habido las mismas diversiones, idénticos actos.
En sus mañanas se han verificado grandes partidos de pelota por afamados jugadores de esta provincia, contra otros de la de Valencia; y por la tarde se han lidiado toretes en plaza cerrada construida al efecto por jóvenes valencianos de la elegante y culta sociedad, presidiendo las funciones bellas y simpáticas señoritas, y teniendo por remate de fiestas en las noches de estos días, dos fuertes cuerdas de fuegos artificiales, preparadas por el pirotécnico Lorenzo Ivañez. Todos los actos, excepción del partido de pelota, fueron amenizados por la música de la localidad.
Aquí debieron dar fin los festejos, según programa impreso y repartido con antelación; pero los jóvenes, ó no cansados aun de fiesta, ó no pareciéndoles bien terminaran jueves, lo cierto es que pagaron al dulzainero e hicieron les tocase danzas al estilo del país viernes y sábado, y la gente joven de uno y otro sexo, bailó de lo lindo en lso referidos días; de modo que hasta el domingo 1º de Octubre no recobró el pueblo su estado normal.
Para concluir habrán de permitirme una advertencia los lectores. No me he propuesto al escribir la presente memoria, obtener nota de correcto escritor, ni de que mi nombre figure en la posteridad; pero a falta de otro mejor lo hiciera, me propuse da a concer los hechos referidos para que, conociéndolos las generaciones futuras, y sirviéndoles de estímulo, puedan obsequiar a la Virgen del Patrocinio en su tercer Centenario de un modo suntuoso y esplendente a como hemos podido hacerlo los de la generación actual. Este es el único fin a que aspira el modesto hijo de la Real Villa de Penáguila, al consignar en mal pergeñado escrito, los festejos verificados en el Segundo Centenario.
Penáguila y Octubre de 1893
José Aura e Ivañez.

diumenge, de febrer 20, 2011

Suscinta Memoria de las Fiestas en el Segundo Centario de la Virgen del Patrocinio 1893 IX (colabora Joan Micó)

Descripción de los Festejos
Día 26 de Septiembre de 1893
No entraremos a detallar los actos de la fiesta de este día, por hallarse en un todo ajustados a los del día anterior. Solo hay que hacer excepción de la solemne y brillante procesión que se verificó al anochecer, como también advertir que ofició en la misa D. Cándido Guardiola, Cura que fué de esta parroquia, que se cantó la misa de Gounod, dirigida por le mismo señor Jordá y ocupó la Cátedra Santa D. Agustín Cavero, Canónigo de la Colegiata de Alicante.
El acto más sublime, tierno y conmovedor de todas las fiestas, tiene lugar al anochecer de este día. En él revelan los hijos de esta villa, del modo más ostensible, el inmenso amor que profesan a la Virgen, acudiendo a la Iglesia con sendos blandones y con el semblante más risueño, para acompañar con religioso entusiasmo a la Imagen, en su tránsito por las calles de la población. Llegada la hora deseada y principia a organizarse la procesión, lo que cuesta bastante conseguir por el afan que todos tienen de ir lo más cerca posible de la mejor de todas las madres, pero al fin se consigue y se logra que la Virgen, llevada sobre ricas andas, se muestre al público en la puerta de la Iglesia. Sonar la Marcha Real con el vuelo general de campanas; encender infinitas luces de bengala; salir por los aires bastantes aerostatos; cien cohetes voladores a la vez con bombbas que esplotaron en el espacio; arrojarle a la Virgen multitud de palomas y un sinnúmero de poesías, todo fue obra del momento; instantáneo. Tal impresión produjo este acto en los espectadores que, conmovidos ante tan rápida y estruendosa manifestación de afecto, derramaron todos ellos lágrimas de ternura, emocionados por el magnífico cuadro que ante sus ojos acababa de pasar. Sigue adelante la procesión y por donde pasa la Virgen no se vé más que una ovación contínua de religioso entusiasmo. En su tránsito siempre va alumbrada con luces de bengala arrojándole desde los balcones palomas, coronas de flores y una lluvia de poesía; y si brillante fue su aparición en al puerta y triunfal su paso en el trayecto que recorrió la procesión, no fué menos brillante su entrada en el Templo, en donde asombrosa iluminación esperaba a la que consideramos como nuestra Excelsa patrona, produciendo agradabilísimo efecto en cuantos pudieron presenciarla, pues no todos pudieron gozar de este bellísimo panorama, por resultar imposible la entrada en la Iglesia a la inmensa multitud de personas que a sus puertas se agolpaba.
Se cantó una salve a toda orquesta y dieron fin las funciones religiosas en el presente Centenario. Por la noche hubo también castillo de fuegos artificiales preparado por Lorenzo Ivañez, pirotécnico de esta localidad, como también magnífica iluminación a la veneciana.

diumenge, de febrer 13, 2011

Suscinta Memoria de las Fiestas en el Segundo Centario de la Virgen del Patrocinio 1893 VIII (colabora Joan Micó)

Descripción de los Festejos
Día 25 de Septiembre de 1893
Engalanada la población y habiendo entrado en el pleno de la fiesta, creíamos que nada podía ya ser motivo de sorpresa, pero el incansable joven Juan Bautista Ivañez e Ivañez pasa toda una noche en vela al frente de una porción de trabajadores, para sorprender agradablemente al vecindario en la mañana del lunes. Efectivamente; no salen los vecinos de su asombro al ver como en tan pocas horas ha podido sufrir tal transformación la calle de la Virgen del Patrocinio, presentándoseles en magnifica de altos y corpulentos cipreses colocados cada uno de ellos entre pabellón y arco de faroles y dándole a la calle el aspecto de un hermosísimo paseo.
Recibida la grata impresión que se ha reseñado, afluye la gente a la plaza en donde se
están reuniendo los músicos, dulzaineros y enanos para dar principio a la diana que muy luego verifican recorriendo todsa las calles de la población y llevando la animación y alegría a todos los ámbitos de ella. Acro seguido, la Junta de fiestas reparte abundantes limosnas, y a continuación verifícase la brillante función religiosa en un todo conforme con la del día de ayer, en la que ofició D. Nicolás Galiana, Cura propio de la parroquia, se canta la del Maestro Mercadante, dirigida por el Sr. Jordá, y pronuncia la oración sagrada D. Enrique Sanchiz Sanchiz, de Valencia.
Por la tarde hay cucañas para la gente joven, y para los filarmónicos sitúase la banda Primitiva en la Plaza de la Iglesia, ejecutando variadas y escogidas piezas de su repositorio, haciendo las delicias de cuantos en apiñada muchedumbre se disputaba a codazos el sitio en que pudieron situarse. Terminados este acto se cantaron las vísperas de costumbre en la Iglesia y una solemne salve a toda orquesta.
Un bonito castillo de fuegos artificiales se disparó después de cenar, por un acreditado pierotécnico de la Ollería, y después el tradicional "foc" y una agradable velada que nos proporcionó "La Primitiva", sin faltar tampoco los globos aerostáticos, dieron fin a la fiesta del día que nos ocupa.